La pesadilla tecnológica

Photo of La pesadilla tecnológica
Facebook
VKontakte
share_fav

El ciberespacio, con sus voces desencarnadas y sus etéreos avatares, tuvo una naturaleza mística desde el principio, y su inmensidad sobrenatural se convirtió en el receptáculo adecuado para todos los anhelos y tropos espirituales de Estados Unidos. Como escribiera en 1991 Michael Heim, filósofo de la Universidad Estatal de California, “¿Qué mejor forma de imitar el conocimiento de Dios que crear un mundo virtual constituido por bits de información?”. En 1999, el año que Google se mudó desde un garaje en Menlo Park a sus oficinas de Palo Alto, un científico de la computación de la Universidad de Yale, David Gelernter, redactó un manifiesto donde predecía “la segunda llegada del ordenador”, repleto de imágenes diáfanas de “cibercuerpos flotando a la deriva en el cibercosmos informático”, y “cúmulos de información bellamente dispuestos como si se tratase de inmensos jardines”. La retórica milenarista se exacerbó con la llegada de la Web 2.0. “Contemplen”, proclamaba la revista Wired en su artículo de portada de agosto de 2005: estamos adentrándonos en un “nuevo mundo”, creado no por la gracia de Dios, sino por la “electricidad de la participación” generada por la web. Será un paraíso creado por nosotros mismos, “producido por los usuarios”. Las bases de datos de la Historia serán borradas, la humanidad reiniciada. “Tú y yo estamos viviendo ese momento”.

Seguir leyendo.

view El Pais (Spanish)
#silicon valley
#tecnología
#redes sociales
#buscadores
#norteamérica
#estados unidos
#libros
#telecomunicaciones
#comunicaciones
#américa
#san francisco
#cultura
#opinión
#california
#economía
#internet
#empresas
#google
#alphabet
#facebook
#david gelernter