El pastelero homófobo y el gobernador gay

Photo of El pastelero homófobo y el gobernador gay
Facebook
VKontakte
share_fav

La pastelería de Jack Phillips huele a mantequilla y está inundada de colores. El artesano recibe a los forasteros con sonrisa y curiosidad. Sobre una mesa se encuentra un atlas que usa para que los visitantes le señalen el lugar preciso en el que nacieron, invita a firmar el libro de visitas que lo acompaña y se ofrece a tomarse fotos con el visitante. “Si puedes imaginarlo, Jack puede convertirlo en un pastel”, es el lema con el que el negocio se anuncia en Internet. Y la variedad que exhiben sus estanterías —un pingüino, una pizza o un periódico convertidos en dulce— hacen pensar que en, efecto, en este local de Lakewood (Colorado) todo es posible. Masterpiece se llama (en español, obra maestra). En verano de 2012, sin embargo, Charlie Craig y Dave Mullins descubrieron los límites de la imaginación de Jack. Entraron en el local, situado a unos 25 minutos en coche de Denver, con el fin de encargar una tarta nupcial, pero no llegaron a hablar de sabores, texturas o tonos. En cuanto el pastelero preguntó de quién era exactamente la boda y le respondieron que los que se casaban eran ellos, se negó a servirles arguyendo que violentaba sus creencias religiosas. Ahí acabó su curiosidad. No hubo atlas, ni fotos, ni nada.

Seguir leyendo.

view El Pais (Spanish)
#homosexualidad
#grupos sociales
#sexualidad
#derechos humanos
#activismo
#derechos civiles
#activismo lgtbiq
#lgtbiq
#norteamérica
#estados unidos
#américa
#sociedad
#orientación sexual