Una relación comercial marcada por la incertidumbre

Una relación comercial marcada por la incertidumbre

El Pais (Spanish)

Si España vive días de incertidumbre política, Brasil atraviesa un torbellino, con la reciente destitución de Dilma Rousseff y la toma de posesión del ex vicepresidente Michel Temer. Ante este panorama político, a ambos países les preocupa especialmente los efectos económicos. España invirtió 64.000 millones de dólares en Brasil en 2014, lo que le convierte en tercer socio en inversiones directas, y ahora quiere mayor reciprocidad. “El volumen de inversiones brasileñas en España todavía es muy bajo, pero la ventaja es que tratamos exactamente igual al inversor extranjero que al nacional. Queremos empresas brasileñas compitiendo con españolas”, asegura el secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz, quien no cree que la incertidumbre política de España suponga un obstáculo para estos planes. “La situación, hemos de reconocerlo, no es la ideal. En condiciones normales, habría más visitas del Rey de España y del presidente del Gobierno, pero el nivel de interlocución se mantiene dentro de unos niveles razonables”, argumenta.

Seguir leyendo.

view El Pais (Spanish)